Los tiempos actuales precisan de una masa crítica de seres despiertos, ¡trabajemos para ampliarla!

Los tiempos actuales precisan de una masa crítica de seres despiertos, ¡trabajemos para ampliarla!

domingo, 29 de mayo de 2011

Canalización del Maestro Kut-Humi por Kris-Won (30-05-2011)



K U T – H U M I


Nosotros, los Maestros Ascendidos de la Fraternidad Blanca, apoyaremos desde nuestra posición oculta pero con una actuación fehaciente, el cambio que irá ocurriendo paulatinamente en todo el mundo oriental y occidental. 



Soy el Maestro Kuthumi. 

            Queridos hijos míos, me complace estar con vosotros una vez más.  Me gusta hacerlo con diferentes canales, para así no contribuir a que el ego de ningún canalizador crea que es el único con capacidad y autoridad para dar a conocer mi Mensaje para todos sus hermanos en Dios.

            El canal que estoy utilizando ahora tenía puesta la música que suele escuchar con los auriculares para ponerse en “sintonía”, mas a pesar de que es muy bonita, yo le he pedido que ponga a Bach, ¡pues su música me gusta tanto!  Especialmente su “Toccata en Re menor” – me gusta concretamente esa obra.

            Cuando vivía en mi cuerpo físico en mi última encarnación, compartía mi retiro en una gruta en el Tibet, junto a otra enfrente de la mía donde moraba mi hermano espiritual el Maestro Morya.  Ambos solíamos interpretar música con nuestros sendos pianos, y ésta era la obra que yo disfrutaba más de interpretar.

            Johann Sebastian Bach era un genio de la música, y nos hubiera deleitado con algunas obras maestras más si hubiese vivido aunque fuese unos años más.  Pero en esa época las personas morían tempranamente.

            Soy consciente de que muchos de entre ustedes ven cómo está el mundo hoy en día y se preguntan cómo es posible que llegue una Nueva Era de paz, amor y luz, en esta época de crisis económica y en un mundo tan convulsionado.

            Pero yo les digo, que estos movimientos sociales que están levantándose en el norte de África primero, y continuando en España como la antesala de toda una renovación política, social y económica en toda Europa, van a cambiar el mundo.

            Estos movimientos no son fortuitos, no han ocurrido por casualidad; ni siquiera los consideren como conflictos sociales localizados en algunos países con graves problemas internos.  Estos conflictos sociales son el preludio de una revolución que cambiará el mundo, no con sangre como la revolución francesa o la rusa, sino que será una revolución pacífica, en la cual el hombre llano, sencillo y humilde, se encarará al poderoso y le dirá que no le gusta el mundo tal como lo están dirigiendo ellos.

            El pueblo se situará a la altura del poderoso, le mirará a la cara y le dirá que quieren un mundo de más igualdad de oportunidades para todos, y no el actual donde sólo unos pocos se lucran con el trabajo y el sufrimiento de casi todos.

            El pequeño país de Túnez fue el primero en despertar de su letargo y ayudó a despertar a otros países del mundo árabe.  España está haciendo ahora lo mismo poniendo en pie con valentía y arrojo a todos sus compatriotas, sobre todo los jóvenes, cuya generación no se deja pisotear por aquellos que ostentan el poder.

            No ha sido casual que España haya sido el país donde se ha encendido la mecha que hará prender toda la pólvora en Europa.  Comenzó, sí, un tímido despertar en Islandia, aunque es un país muy pequeño para contagiar con su ejemplo a los demás países europeos.

            Nosotros elegimos España para comenzar la revolución social en Europa, por varias razones.  La principal causa es porque España es un país sumamente estratégico, por ser un puente entre la vieja Europa y Latinoamérica (es decir, es un nexo entre Europa y América).  A su vez, también es una conexión muy interesante entre Europa y el mundo árabe, por su situación al sur del continente.

            Y también es otra causa que la juventud española es muy luchadora y saben (sabrán) actuar con inteligencia y tal como enseñaba Mahatma Gandhi, desde la no-violencia y una política de no-cooperación con aquellos que ostentan posiciones de mando y de poder político y financiero.

            Nosotros, los Maestros Ascendidos de la Fraternidad Blanca, apoyaremos desde nuestra posición oculta pero con una actuación fehaciente, el cambio que irá ocurriendo paulatinamente en todo el mundo oriental y occidental.  La mecha ya se ha prendido, y la suerte está echada.  Es un acontecimiento imparable, y sepan que cuentan con nuestra aprobación y con la ayuda que Nosotros les dispensaremos.

            Les saludamos desde los refugios sagrados de la Hermandad de Maestros Ascendidos.

            Que el Amor y la Sabiduría rijan todos sus pasos.





miércoles, 18 de mayo de 2011

4ª Canalización de Iris por Kris-Won (19-05-2011)



I  R  I  S


            Estoy ahora en el barranco de Goldstaad.  El barranco ya está a una profundidad muy considerable, pero el fondo marino se hunde aún más en las inhóspitas y desconocidas profundidades del Mar de Noruega, que son abismos donde ni siquiera nosotros podemos llegar.

            ¡Qué espectáculo tan impresionante!  Es una lástima que todos ustedes se pierdan los increíbles paisajes que el fondo del mar nos ofrece a todos los seres que podemos disfrutar de su visión.  No obstante, sí pueden deleitarse al menos con la belleza extraordinaria de los fiordos de este país escandinavo, que es una de las vistas más espectaculares que Gaia nos ofrece.  Éstos se yerguen altivos sobre las heladas aguas del mar noruego, como queriendo alcanzar el cielo.

            Hace varios siglos, los vikingos navegaban surcando los mares nórdicos con sus drakkars, que eran como ellos llamaban a sus ágiles y veloces embarcaciones de guerra.  En muchas ocasiones los antiguos vikingos relataron algunas anécdotas en las cuales tuvieron encuentros en alta mar con seres femeninos que les cantaban hermosos cánticos muy sugestivos, que ellos llamaron sirenas.  Sí, como la sirena esculpida en piedra que le da fama al puerto de Copenhage, en Dinamarca, en el Mar Báltico.

            ¿Y no adivinan quiénes eran esas sirenas de las que hablan las leyendas, con las que se topaban esos toscos guerreros nórdicos?  Por supuesto, éramos nosotras, aunque se nos ha representado con una cola de pez, supongo que para simbolizar que nos veían nadando en alta mar, a muchas millas de distancia de cualquier tierra firme.

            Tampoco es cierta esa parte de la leyenda que dice que nosotros les hipnotizábamos para que saltaran por la borda y se ahogaran.  ¡Eso es ridículo!  ¿Qué ganaríamos nosotras con que ellos se ahogaran?  No obstante, nosotras subíamos muchas veces a la cubierta de sus barcos y les cantábamos bellas melodías de nuestra raza, que se pierden en los albores de los siglos.

            Ellos intentaron reproducir muchas de esas melodías, algunas veces con más acierto que otras, y tengo el orgullo de decirles que el origen de lo que se ha venido a llamar entre ustedes la música celta, proviene de esos cánticos con los que nosotras deleitábamos a aquellos rudos marineros.

            Algunos de nuestro pueblo piensan que el origen de muchos de esos cánticos se remonta a la antigua raza de los atlantes, y que eran cantados o recitados por ellos antes de que el continente de Atlantis se hundiera.

            Muchas ciudades de aquella época están sumergidas a muchas millas de profundidad en el Océano Atlántico (por eso lo llaman Atlántico, porque está donde antiguamente se alzaba Atlantis).  Yo las he visitado en múltiples ocasiones, y me encanta nadar entre sus estatuas de piedra, sus monumentos y sus edificaciones, que son de una belleza inimaginable para ustedes.  Lo más parecido que tienen ustedes a su antiguo arte arquitectónico son los templos de Luxor y de Karnak en el Egipto mediterráneo.  De hecho, los obeliscos que se pueden hallar en esos templos y en otras muestras de la arquitectura egipcia eran muy utilizados por los antiguos atlantes, pues parece ser que los empleaban como antenas energéticas para atraer corrientes magnéticas del espacio y condensarlas en sus templos, en sus plazas y en sus construcciones funerarias.

            Hoy en día ese conocimiento se ha perdido.  Pero nosotros creemos que se volverá a reestablecer entre las razas humanas de la superficie, una vez que el momento del Gran Cambio se dé lugar.

            Y ahora me voy.  He querido contactar con mi canal de comunicación, porque hacía ya cierto tiempo que no lo hacía.

            Hasta nuestro próximo encuentro, que servirá de vínculo entre las dos razas, la de superficie y la submarina.

            Horti Pan Keor.  Alí Maluá.  Esperaré expectante nuestro próximo encuentro, ahora que se ha depurado y pulido la comunicación con mi canal.



            Fuente:       Iris

            Canal:         Kris Won